Deseo

Hoy he pensado en ti con deseo;

me he visto en mis sueños tocándote con ansia,

con hambre de tu calor.

He podido sentir el sabor de tu piel en mi lengua,

y el peso de tu cuerpo sobre el mío,

moviéndose con violencia y a la vez con ternura.

Te persigue el capricho de mi fantasía;

mi mente vuela; mi corazón palpita deprisa.

A veces desprecio a mi pensamiento, porque sólo me lleva

a plantear metas imposibles.

El deseo, mientras tanto, quema mi piel; me deshidrata

como un día de verano bajo el sol.

Hoy he pensado en ti, y la pasión me abrasa.

KDLevin

 

“Al fresquito tol invierno”

Tres experiencias me han dado la bienvenida a Madrid en el día de hoy.

Promotor ONG

Respeto a los promotores de ONGs y captadores de socios porque, como cualquier persona, trabajan para ganarse el pan. No obstante, también los detesto porque me parecen súper pesados. Esta mañana uno me abordó:

– Hola, ¿Conoces la ONG “….”?

– Sí, pero, si te digo la verdad, no quiero hacerte perder el tiempo y yo ando con prisa. Gracias, pero no voy a colaborar. Hasta luego

Señora de las multas vs. señora del coche

Iba caminando por las inmediaciones del Bernabéu, cuando escucho:

– Señora 1 (la de las multas): ¡Qué falta de educación, señora!

– Señora 2 (la del coche, después de unos segundos, cuando el semáforo da la luz verde): ¡Ala, al fresquito tol invierno!

– Señora 1: ¡Zorra!

No pude contener la carcajada.

Telemadrid 

Poco después, aún cerca del estadio, me para en la calle un reportero de Telemadrid.

– Hola, ¿Te importaría que te haga unas preguntas sobre el partido “….”?

– ¡Uy! No me gusta el fútbol, así que conmigo lo llevas claro. Hasta luego

Pequeñas escenas costumbristas del siglo XXI en Madrid, dándome la bienvenida.

KDLevin

Bares “respetables”

Cuando tenía 18 años me subí a la barra de un bar a bailar. Fue una experiencia genial, divertida y que nunca olvidaré. Incluso nos invitaron a chupitos de licor después a mis amigas y a mí.

Hoy, siete años más tarde, en un lugar totalmente distinto y con otro grupo de personas, volví a intentarlo, pero el camarero no me lo permitió. Todos nos reímos y lo lamentamos, de cachondeo.

Supongo que eso es lo que diferencia a un bar “respetable” de uno cualquiera; los bares respetables no dejan que un loco se suba a la barra o a una mesa a bailar al ritmo de Akon y Eminem…

Sea como fuere, bailando en la barra de un bar o haciendo cualquier otra cosa, os recomiendo que os lo paséis bien. Al final, la vida es corta y uno invierte demasiado tiempo preocupándose por tonterías.

KDLevin

De taxis y drogas

Hace pocos días, como casi siempre, se me hizo tarde y tuve que llamar a un taxi. Mi experiencia con los taxistas en esta ciudad ha sido bastante buena hasta ahora, la verdad.

Recuerdo aquella señora que me comentó eso de que la medicina preventiva es muy necesaria, y me dijo que su marido había fallecido hacía pocos meses a causa de algo que se pudo haber evitado.

Luego está el guapo, de pelo gris oscuro y ojos verdes, que intentó ligar conmigo (o eso quiero pensar), ya que dijo algo relacionado con “making out in a taxi”. Yo estaba muy estresado y no lo entendí bien. Me quedaré con la duda.

Con el del viernes por la noche, pese a que era muy amable, la conversación fue muy triste; hablamos sobre lo ocurrido en París y me entraron ganas de llorar.

Pero el de hace pocos días me llamó la atención por lo que me dijo; trabajó casi toda su vida como camarero en un bar del centro, pero lo dejó porque estaba harto de lidiar constantemente con gente que consume drogas.

Según él, en los 80’s había drogas, pero sólo un grupo selecto las consumía. Hoy en día todo el mundo lo hace. Coca, ácido, porros… Y, según me dijo, los porros son lo de menos.

No es que yo sea un experto, pero creo que, lamentablemente, la gente no tiene ni idea de lo que pasa en el cuerpo cuando se consumen drogas (incluyendo alcohol).

Mi generación es una generación drogadicta y alcohólica. Antes no tenía claro si sólo pasaba en Europa, con España a la cabeza del vicio. Veo que no.

Como dice Trevor Something, con su voz sugerente, parece que nunca estamos “high enough”.

KDLevin

Nunca seré bilingüe

Tenemos que desarrollar un sistema que vaya más allá de la torpeza de la lengua, para poder expresar con exactitud lo que estamos pensando.

Tú no te atreves a hablar mi idioma y yo, cuando hablo el tuyo, echo en falta los matices que me permiten ser yo mismo en toda mi extensión.

Toma entonces mi mano en tu mano áspera durante algunos segundos eternos, para que mi imaginación me cuente una historia sobre ti. Regálame una de tus sonrisas arrogantes, pero sinceras.

Abrázame, por favor, sólo para demostrarme que la ternura y el calor humano son iguales en todo el mundo, más allá del choque cultural.

Conecta tu mente a la mía y compartamos la misma ilusión. Soñemos, porque los sueños hablan un idioma sin palabras que todos comprendemos.

Para que yo sea yo. Para que tú seas tú. Y, en la realidad de lo que somos, unirnos un momento. Sólo un momento. Es lo que te pido para calmar este corazón sediento.

Y luego, supongo, decirte… thank you.

KDLevin

An Education

De la película, An Education (Scherfig, 2009), recuerdo bien la escena en la que la chica se da de bruces contra la realidad; es de noche, y ella espera a su amante (y futuro marido) en el coche; le entran ganas de fumar y, al abrir la guantera en busca de tabaco, encuentra otra cosa. Algo que le hace reaccionar.

Mi historia no tiene nada que ver y, sin embargo, estoy en un punto similar al de ese personaje. Ella, en la película, consigue remontar. Yo, afortunadamente, estoy en ello.

Gracias a Dios, de vez en cuando se puede rectificar. Voy a creer en eso que dice una persona cercana a mí: “Todo tiene solución menos la muerte”.

KDLevin