Smoke gets in your eyes

Vengo de ver 45 years (Haigh, 2015). Es triste. Me gustó.

Yo no me he hecho demasiadas ilusiones con gente. El año pasado, por estas fechas, sí que las tuve respecto a alguien. Afortunadamente, el “humo frente a mis ojos” se disipó a tiempo.

Lo que cuentan la película y la canción popularizada por The Platters es una gran (y triste) verdad.

KDLevin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s