Vengo de ver 45 years (Haigh, 2015). Es triste. Me gustó.

Yo no me he hecho demasiadas ilusiones con gente. El año pasado, por estas fechas, sí que las tuve respecto a alguien. Afortunadamente, el “humo frente a mis ojos” se disipó a tiempo.

Lo que cuentan la película y la canción popularizada por The Platters es una gran (y triste) verdad.

KDLevin