Espero que te vaya bien en tu camino, no importa donde te lleve.

Mi memoria siempre guardará con cuidado ese tiempo que compartimos.

Hoy supe de ti, después de ya bastante, y el sabor fue entre amargo y dulce.

Pero no quiero repasar aquello que hiciste o no; aquello que hice o no.

Hoy, que recorremos sendas distintas, sólo quiero desearte lo mejor.

No importa donde te lleve tu camino… ojalá sea a la felicidad y al éxito, siempre.

Cuídate.

KDLevin