Miércoles de Ceniza

Amanece con olor a manzanilla, silencio y el cielo grís.

Sólo suenan a lo lejos las risas de los niños jugando en el patio del recreo.

Hay paz; ojalá esa paz fuese común a todos.

Ojalá el plato de comida que tendré frente a mí no le faltase a tantos otros.

Hoy, como cada día, me paro a pensar en lo afortunado que uno es.

Y no puedo sino sentir gratitud y humildad.

KDLevin

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s