Creo que, cuando vives con una persona negativa o tóxica, tienes dos opciones:

  1. Dejar que esa persona saque lo peor de ti, convertirte tú también en un ser negativo y dejar que todo se vaya al garete.
  2. Poner a raya la negatividad de esa persona usando todo lo bueno que hay dentro de ti.

La segunda opción es la más difícil, pero es la mejor. Pienso que dentro de cada persona hay cosas buenas y cosas malas; depende de cada quien elegir qué usar y qué potenciar. Los seres humanos tenemos una tendencia muy marcada hacia lo oscuro (no sé por qué), pero recurrir a ello siempre pasa factura. En cambio, aunque conlleve superarse a uno mismo, trabajar con lo bueno recompensa. Sólo hay que tener paciencia y fe.

Vivir con una persona negativa o tóxica no es tarea sencilla, pero, como reto, lo importante es ejercitar la inteligencia y la fortaleza espiritual para poder salir adelante airoso.

KDLevin