Cuántas veces me he dejado engañar por mi imaginación; por adivinar lo que hay debajo de la ropa; por pensar en mí, quitándote prenda tras prenda, hasta ver tu desnudez.

Cuántas veces me he dejado tentar por tu aroma; por esa reacción química de animal salvaje que despierta en mí.

Cuántas veces he echado la mente a volar, soñando despierto contigo presente en mis cinco sentidos.

Frente a frente en un colchón sin sábanas, como si fuese una guerra.
En medio de un bosque, sintiendo la tierra fría en mi espalda y tu pecho en el mío, mientras los árboles, las hormigas y las aves guardan nuestro secreto.

Cuántas veces he deseado eso, sin reparar en que tal belleza se escapa entre los dedos al final.

Me temo que he estado equivocado mucho tiempo.

KDLevin