Anoche tuve una sensación extraña,
como de caminos que se van a separar (el tuyo y el mío).
Espero equivocarme.

Fue un presentimiento de que la vida sigue;
de que las personas se unen en determinadas circunstancias,
quizás durante un tiempo,
para luego distanciarse.
No lo sé.

Lo único que sé es que yo sigo y seguiré aquí,
gestionando mis historias,
resolviendo lo que toque en cada momento.
Aquí me encontrarás.

Lo que sé es que,
si esto en verdad ocurre,
no te retendré ni te seguiré.

Dios fue sabio al hacernos (a casi todos)
sin la capacidad de ver el porvenir;
sólo el presentirlo crea desasosiego.
Ya veremos…

KDLevin