Perdóname por la deshonestidad; por las mentiras.

Por tantos desplantes y malos gestos que pude haberte ahorrado.

Por todas las veces que te critiqué y juzgué, cuando tendría que haberme mirado al espejo; cuando qué sabía yo en verdad sobre ti, sobre lo que estabas pasando.

Perdóname por haber fingido ser alguien que no era. No me lo tengas en cuenta… me ha costado años llegar a saber quién soy (sigo en ello).

Perdóname porque, cuando me buscas, no sé qué decirte. Qué darte.

Asumo la responsabilidad de mis errores. Pero ahora déjame volar…

Y ojala no guardes de mí un mal recuerdo.

KDLevin