La cosecha

A veces observo determinadas situaciones y siempre pienso lo mismo: el amor es otra cosa. El amor no crece de los árboles, como por arte de magia.

Uno no puede, de buenas a primeras, decirle a alguien algo como “te quiero” o “te amo”. Mucho menos puede uno demostrárselo a nadie con hechos, así como así.

¿Por qué? Porque el amor es algo que requiere de cultivo y de trabajo diarios. Es como la semilla que un día se planta, para después regarla y cuidar de la tierra.

Creo que soy una persona muy afortunada porque he podido no sólo atestiguar, sino experimentar en carne propia lo que es ese amor del que hablo; amor de verdad.

Esos “te quiero” llenos de significado, esos pequeños gestos del día a día… ese tipo de cosas no es sino el resultado del trabajo, del cultivo; la cosecha.

Que Dios me perdone, si hubiese falta en mí, pero mi corazón ya no lo puede entender de otra manera.

No puedo.

KDLevin 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s