La puerta angosta

El optimismo es un reto. También la esperanza, la paciencia, la disciplina… digamos, toda virtud.
Pareciera que lo más fácil en la vida es caer en la desesperación, en las actitudes negativas y tóxicas, en el vicio.
Dicen que la vida en sí es una prueba. Supongo que por eso mantenerse en el buen camino cuesta más, aunque al final compense.
Llevo varios días pensando en esto. Hoy, sobre todo. Sin embargo, no ha sido hasta ahora que he recordado que ya hubo quien expresó esto mismo, hace mucho, con otras palabras:

Mateo 7:13-14 (Versión DHH)

13 »Entren por la puerta angosta. Porque la puerta y el camino que llevan a la perdición son anchos y espaciosos, y muchos entran por ellos; 14 pero la puerta y el camino que llevan a la vida son angostos y difíciles, y pocos los encuentran.

Poco más que añadir. Quiero pensar que, aunque el camino a veces sea cuesta arriba, es mejor no desviarse de él.

KDLevin

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s