Aborrezco la noche, porque no hallo descanso hasta que sé que tú duermes.
Te encomiendo a la Virgen y a los ángeles, pero yo quiero ser el último guardián.
El que vele por tu sueño.
La noche es un campo de batalla para mí. Es una verdad agridulce.
Pero te quiero, qué le voy a hacer. No puedo evitarlo.
Aborrezco la noche, pero tu sonrisa en la mañana es mi consuelo.

KDLevin