Por amor puse mi cama, quité las sábanas y te invité a saltar.
Por amor me entregué al pluriempleo, para hacerlo todo; para dártelo todo.
Polivalente, centré mis capacidades en ti, por amor.
Mi tiempo te lo di, por amor.
Mi energía fue tuya, por amor.
Mi amor, mi corazón… me desviví por ti, por dibujar en tu rostro la forma de una sonrisa; para que tus ojos color miel me endulzasen al mirarme.
Por amor serví de alfombra bajo tus pies.
Y, entonces, un buen día, me di cuenta de que el amor es otra cosa.

Menos mal.

KDLevin