Locura

Repítelo. Vuelve atrás y recorre el camino de nuevo. Espera a la noche para destejer y recomenzar mañana, como Penélope.

Y reza. Practica los rituales, los sacrificios en honor a la materia oscura del universo, escuchando el eco de tus oraciones absurdas en el silencio mortal.

Vuelve atrás. Vuelve a intentarlo. Una y otra vez. El ciclo sin fin del yo-yo. Del pez que da vueltas en la pecera, creyendo que cada una es distinta a la anterior.

Vuelve atrás. Empieza de nuevo. Ignora la humedad que a veces derraman tus ojos, sin razón aparente. Acalla esa maldita voz interior. Mátala… ¡Mátala, joder!

Llénate la boca de barro y grita como un cerdo, asustando a los propios cerdos. Ensúciate esas manos e intenta clavar la cabeza en el suelo.

Repítelo. Busca otro resultado. Repítelo. Suelta una carcajada. Repítelo, hijo de puta. Pégate en la cara. Repítelo, cabrón. Tírate del pelo, lánzate contra esa pared…

Ahora, sin fuerzas, respira; mira ese cielo tan azul por la ventana (¡Qué bonito!) el cielo de la gente normal. Olvídate de todo. Evádete. Abandónate.

Repítelo… hasta que acabes con todo.

Repite. Sin fin.

KDLevin

2 pensamientos en “Locura”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s