A veces me pregunto por qué nos empeñamos en guardarnos las cosas. Precisamente, hace años escuché a alguien decir: “la mierda siempre acaba saliendo, por algún sitio“. Y es verdad.

Me cansa lo poco que le gusta a la gente, en general, el enfrentamiento. ¿No nos damos cuenta de que lo mejor es plantar cara a las situaciones y coger el toro por los cuernos cuanto antes?

No quiero hacerle daño…”

No querría perderte…”

Yo digo: “Al carajo“.

Porque, ¿sabéis? Creo que es preferible sacarlo todo y quedarse limpio, antes que guardárselo y que se vaya pudriendo dentro de uno, pues es ésa, sin duda, la semilla del rencor.

KDLevin