Derrama tu corazón en mí.
Tengo los oídos plenamente abiertos para escucharte.
He dejado el egoísmo atrás, y estoy lleno de generosidad para ti. De comprensión.
Tengo pañuelitos de papel de sobra para secar tus lágrimas, si necesitas llorar.
Y tengo un corazón lleno de ternura para darte.
Derrama tu corazón en mí.
Hallarás en mi rostro una sonrisa
y, en mis brazos abiertos, un refugio.
Ven, que aquí te espero. Aquí estaré.

KDLevin