Acción de gracias

Gracias por la levedad; por la frivolidad. Es en mi actitud despreocupada de chico tontorrón donde se nota que no ha habido grandes penurias en mi vida; que las lágrimas no me han arrasado los ojos ni erosionado mi espíritu.

Gracias por estas manos mías tan delicadas; ellas demuestran que nunca he tenido que partirme el lomo ni dejarme la piel.

Gracias por la cobardía, pues, de lo contrario, mi valiente estupidez hubiera hecho de mí manjar de gusanos, hace ya tiempo.

Gracias por ese milagro diario que ocurre cuando me despierto, me siento vivo y tengo esperanzas para seguir adelante.

Gracias porque no nos falta de nada ni a mí ni a los míos. Sé que no todos en el mundo pueden decir lo mismo.

Gracias por el amor.

Gracias por mi salud y la de todos a quienes amo.

Perdóname por los momentos en los que me ciega la ingratitud y doy las cosas por sentadas. Recuérdame cada día, por favor, que yo puedo contribuir a que los demás se sienta bien y también piensen dentro de sí: “Gracias“.

KDLevin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s