Dignidad

La dignidad no te da de comer;

no es el colchón sobre el que te acostarás de noche ni el techo que verás sobre tu cabeza;

quizás tampoco sea lo que haga aparecer comida en la nevera o ropa en el armario.

Pero, ¿sabes qué? Es única y debería ser inviolable para cada persona.

Todos pasamos por malos momentos, épocas de tristeza e incertidumbre, pero si yo -con mis defectos y virtudes- me levanto cada mañana y voy con la cabeza alta, entonces tú también puedes.

Ánimo. No eres una alfombra como para dejar que nadie te pise. No lo permitas.

A la vida… y a luchar.

KDLevin

3 pensamientos en “Dignidad”

  1. Mi madre fue una mujer que no tuvo mucha educación formal porque no tuvo oportunidad, siempre he pensado que hubiese llegado lejos, pero tenía una gran cultura urbana y trecuerdo que me levanté oyéndole decir que lo último que podía perder un ser humano era la dignidad, el amor propio, porque entonces ya no valía en la vida. Creo que llevaba razón y tú también chaval, no debemos permitir que nada ni nadie nos pise nuestra dignidad.

    Le gusta a 1 persona

  2. La dignidad está pegada a nuestra vida, nadie ni nada te la puede quitar, quizá no ponga un plato de comida en nuestra mesa, ni un colchón donde dormir, pero es el alimento y el abrigo de nuestra manera de afrontar las dificultades, Hay quienes la pierden porque se dejan vencer, De ahí la frase, “prefiero morir de pie que vivir de rodillas”.
    comparto contigo amigo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s