Lo que necesites de mí

Toma lo que necesites de mí. Después, podrás irte.

Sangre, para tus impulsos vampíricos. Lo compensaré.
Un hombro, para apoyar tu cabeza cansada. Dispongo de él.
Una mano, para llenar tu hambre de cariño. Te la prestaré.
Un plato más en mi mesa, a la hora de comer.
Una sonrisa.
Una hora con dos ojos que observen y dos orejas que escuchen.
Un amigo.
Un amante.
Un hermano.
Un padre.
Un hijo.
Un trocito de corazón. Ya lo regeneraré.

Toma lo que necesites y después, si quieres, vete.
No hace falta que mires atrás.

Ha sido un placer.

KDLevin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s