Hoy quiero enviar un pequeño mensaje a las personas oprimidas; a los corazones rotos; a los desesperados y maltratados.

¡No permitáis que nadie os trate así!

Creo que, entre muchos otros, la Pasionaria dijo en su momento: “mejor morir de pie que vivir de rodillas“.

¡Es verdad!

En este mundo nadie es más que nadie. Vosotros tenéis una dignidad como seres humanos y no debéis permitir que nadie pretenda aplastarla.

Gritad, sublevaos, dad un golpe en la mesa. Dejad que salga la bestia, si es necesario. Lo que sea con tal de no dejar que nadie ponga su pie sobre vuestras caras.

Mi dignidad como persona es mía e inviolable y ya en el pasado dejé que varios pasasen por encima de mí. ¿Sabéis qué? No pienso volver a permitirlo.

¿Sabéis qué? Os aconsejo que no lo hagáis vosotros tampoco.

KDLevin