Siempre voy a estar aquí. Aunque tú decidas alejarte y, quizás, no volver jamás.
Siempre habrá una puerta abierta para ti; un cariño especial.
Porque nadie me había tocado por dentro con tanta delicadeza.
Porque besaste mis cicatrices por dentro y por fuera, y me hiciste sentir.
Porque fuiste a buscarme al fin del mundo, sin importar nada, para llevarme tu ternura y algo de comer.

Perdóname por no ser capaz de darte lo que necesitas. Lo que tanto anhelas.
Perdóname.
Ojalá la vida te dé toda la felicidad que te mereces.

Pase lo que pase, aquí estaré. Y siempre te voy a querer.

KDLevin