Armonía

El aire contaminado de la ciudad se torna incienso.
Los gritos de horror, de ira, se transforman en la melodía de un piano.
El rencor se esfuma y da paso a un vacío de paz, dentro y fuera del cuerpo.
Es un momento de respeto, armonía, unidad.

Ojalá fuese así por siempre.

KDLevin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: