Carretera noventa y nueve
(la cien es la eternidad).
Noche.
Chupa de cuero.
Cervezas.
Motos aparcadas.
El bar.
Karaoke improvisado.
Nada más.
Vamos a partirlo.
Nadie se va.
El alba reventará
y ya se verá.
Pero ahora sonríe,
que la vida es un regalo.
Sécate esas lágrimas,
no pienses más,
da un trago.
Traigamos al invierno el verano.

KDLevin