Archivo de la etiqueta: corazón

Colillas

Puedo ser cruel, despiadado, egoísta.

Puedo disparar, ver cómo exhalas el último aliento y no sentir nada. Marcharme, sin más, mientras te desangras.

Puedo ser un recipiente vacío, sin espíritu, sólo lleno de ponzoña. O ni siquiera de eso.

Mi corazón es estéril, sin duda. De él no puede brotar nada bueno.

Pero incluso la tierra seca, agrietada, puede arder aún más.

Así que ten cuidado con las colillas que tiras al suelo.

Por favor…

KDLevin

Para mí

Suelta aquello que no puedes entender y que te causa pesar e incertidumbre.
Libérate de resentimientos e inseguridades.
Acepta el pasado sin resquemor y aprende de él.
Abre tu mente, tu espíritu y tu corazón a la experiencia y al tiempo.
Sé humilde. Sé valiente. Sé paciente.
Déjate ser.
Y deja a todo lo demás fluir.

Todo irá bien.

KDLevin

Para ti.

Esto es para ti.

Por aquella primera vez que te dije, emocionado: “No sé si te parecerá algo precipitado… pero te quiero“. Y tú me contestaste: “Yo también a ti“.

Por quedarte y acompañarme esa tarde, cuando mi amiga me necesitaba.

Por la vez que me dolía la cabeza por el estrés y tú me abrazaste por detrás y me dijiste: “Ya pasó. Ya está“.

Por esa otra tarde en la que quise premiarte de forma especial, por haber sacado tan buenas notas.

Y por esa otra también, cuando te dolía tanto la muela y no podías reír, pero yo no paraba de hacerte sonreír de par en par.

Por haberme llenado y haber impreso esta historia en mi corazón.

Ojalá yo haya dejado una pequeña huella imborrable en el tuyo.

KDLevin 

Lo que necesites de mí

Toma lo que necesites de mí. Después, podrás irte.

Sangre, para tus impulsos vampíricos. Lo compensaré.
Un hombro, para apoyar tu cabeza cansada. Dispongo de él.
Una mano, para llenar tu hambre de cariño. Te la prestaré.
Un plato más en mi mesa, a la hora de comer.
Una sonrisa.
Una hora con dos ojos que observen y dos orejas que escuchen.
Un amigo.
Un amante.
Un hermano.
Un padre.
Un hijo.
Un trocito de corazón. Ya lo regeneraré.

Toma lo que necesites y después, si quieres, vete.
No hace falta que mires atrás.

Ha sido un placer.

KDLevin

La gente solitaria

Señor,
adónde irán los lamentos de la gente solitaria;
el dolor de tantas personas en este mundo, hambrientas de cariño.

La tristeza que no se expresa en voz alta ni se materializa en lágrimas,
sino que vive oculta en el interior de tantos corazones por doquier.

¿Te rezan a ti, señor?
¿Pactan con el diablo?

Cada vez más habitantes hay en la tierra y cada vez hay más soledad.

Señor,
tú, que nos observas desde alguna parte del universo,
¿le ves a esto alguna solución?

Hoy me dirijo a ti, Padre, para que prestes algo de solaz a tanto desconsuelo.
Por favor.

KDLevin

Pseudorap: Atraco

Esto es un atraco:
dame todo lo que hay en tu corazón.
Ya ves, no me interesa tu cartera,
la riqueza que me alienta es tu entereza,
tu belleza interior;
que te derrames en mi boca
cual gotas de lluvia fresca.
Mi amor,
para qué quiero un colchón bajo mi cuerpo
si no es para compartirlo,
un techo sobre mi cabeza,
si no es para disfrutarlo,
la comida en la nevera
o la ropa en el armario,
todo pierde su sentido
si mi espíritu está falto
de ti.
Por eso, no tengas miedo,
no te haré daño.
Aunque esto sea un atraco,
sólo ansío tus abrazos.
Y ahora, mi amor,
sin dilación, manos en alto.
Si quieres salir con vida,
más te vale hacerme caso.

KDLevin

Derrama tu corazón en mí

Derrama tu corazón en mí.
Tengo los oídos plenamente abiertos para escucharte.
He dejado el egoísmo atrás, y estoy lleno de generosidad para ti. De comprensión.
Tengo pañuelitos de papel de sobra para secar tus lágrimas, si necesitas llorar.
Y tengo un corazón lleno de ternura para darte.
Derrama tu corazón en mí.
Hallarás en mi rostro una sonrisa
y, en mis brazos abiertos, un refugio.
Ven, que aquí te espero. Aquí estaré.

KDLevin