Archivo de la etiqueta: Rencor

Deja ir

Puedo vivir estancado en reproches a ti, a mí mismo. Asfixiado en la amargura, como un vagón del metro en hora punta que no avanza, sino que se queda parado en medio del túnel. Puedo vivir odiándote, odiándome; mirando al pasado con rabia, tristeza, ansias de volver y ‘corregir’ ciertas cosas.
O puedo vivir aceptando que es inútil; asumiendo; perdonando. Perdonándome. Mirando en torno a mí; mirando hacia adelante.
Qué fácil es decir: “Deja ir“. Qué complicado es practicarlo.
Pero el día de hoy no se repetirá, cuando se acabe, y los resentimientos me roban la energía, como pequeñas sanguijuelas dentro de mí. Llevan haciéndolo ya mucho tiempo.
Sólo quiero vivir. Sentir que esta vida es mía. Aspirar a ser feliz.

KDLevin

Para mí

Suelta aquello que no puedes entender y que te causa pesar e incertidumbre.
Libérate de resentimientos e inseguridades.
Acepta el pasado sin resquemor y aprende de él.
Abre tu mente, tu espíritu y tu corazón a la experiencia y al tiempo.
Sé humilde. Sé valiente. Sé paciente.
Déjate ser.
Y deja a todo lo demás fluir.

Todo irá bien.

KDLevin

Para qué fingir

En tus días duros
yo no estuve ahí.
En mis días grises
no supe de ti.

Para qué fingir entonces,
sentados a esta mesa,
que hay algo en común.

No más sonrisas falsas
ni superficialidades,
por favor.

Tú quédate ahí,
no hace falta que te levantes.
Pero me tengo que ir,
al fin y al cabo la vida es corta.

Cada uno por su camino,
sin sentirnos resentidos
ni mentir.

Para qué luchar por algo
que quizás nunca existió.
No tenemos que gustarnos,
ni obligarnos a ser amigos.

En tus días duros
yo no estaré ahí.
En mis días grises
no sabré de ti.

Y está bien, ¿sabes?
A estas alturas,
para qué fingir.

KDLevin

La semilla del rencor

A veces me pregunto por qué nos empeñamos en guardarnos las cosas. Precisamente, hace años escuché a alguien decir: “la mierda siempre acaba saliendo, por algún sitio“. Y es verdad.

Me cansa lo poco que le gusta a la gente, en general, el enfrentamiento. ¿No nos damos cuenta de que lo mejor es plantar cara a las situaciones y coger el toro por los cuernos cuanto antes?

No quiero hacerle daño…”

No querría perderte…”

Yo digo: “Al carajo“.

Porque, ¿sabéis? Creo que es preferible sacarlo todo y quedarse limpio, antes que guardárselo y que se vaya pudriendo dentro de uno, pues es ésa, sin duda, la semilla del rencor.

KDLevin

Triste

Te he odiado durante mucho tiempo, y de qué manera.
No pasa nada, ya sabes que soy así; mi habitat natural es la oscuridad.
Hubo un tiempo en el que caminamos en paralelo, o, al menos, yo lo sentí así.
Pero perdimos la sincronización. Es justo: tú tienes que vivir tu vida.
Te odio porque estoy triste; te odio porque sé en qué momento justo me soltaste.
Te odio porque yo te decepcioné, pero tú también me fallaste.
Porque tantas cosas te conté y ahora me arrepiento.
Porque las directrices que me diste no me han servido de nada.
Camino en círculos. Estoy perdido.
Soy una mala persona; sé que es feo el rencor, pero no puedo evitarlo.
Te odio porque siento que ya no puedo contar contigo.
No soy la persona que tú quisiste.
Y nunca lo seré.

KDLevin

Esperar que alguien sea…

Al igual que uno aspira a ser quien uno es -no quien nadie te diga que seas- no vale la pena ni es bueno esperar que alguien sea como tú pretendes que sea.

Cada quien es como es; lo tomas o lo dejas. Si no te gusta como es alguien, tienes dos opciones: marcharte o aceptarlo.

Hay muchas decepciones que se pueden evitar; mucho malestar absurdo en el que uno se adentra, sin necesidad alguna.

Eso sí, si te quedas, no bases tu relación con esa persona en reproches. “Porque no has sido…”, “Porque no has hecho…”, “Porque no me diste…”.

De verdad que es perder el tiempo y la energía, llevándote a ti y a esa persona al rencor, al desencuentro… a una enfermedad espiritual crónica.

Nadie dijo que relacionarse con los demás sea siempre fácil. Justo por eso creo que hay que aprender a ser práctico.

KDLevin